Con la tecnología de Blogger.

Polar bear

 


¿Recordáis que en el pasado post os hablaba del frío que pasamos actualmente en las aulas? Pues esta sudadera me ha salvado la vida.


Nunca había sido mucho del tejido polar, pero este año que lo estoy necesitando lo estoy valorando muchísimo. El problema es que la mayoría de este tipo de prendas me resultan demasiado deportivas, como si me fuera de excursión a la montaña. Pero esta en concreto me gustó mucho por sus detalles con cuadritos. Consigue que me encante combinarla con botines.


Y no, el confort no es caro. Al menos, no este. Esta sudadera tan mona es de Aliexpress, amigas, y es muy barata. ¿Sorprendidas?

Ropa a prueba de aulas

 



¿Quién nos iba a decir a nosotros que una de las mayores profesiones de riesgo de 2020 iba a ser la de docente? No solo estamos en una de las primeras líneas de contacto (y, por tanto, posible contagio y/o difusión del virus), sino que corremos un peligro real de congelación. Los alumnos, pobrecicos, también. En otras palabras: igual de Coronavirus no nos morimos, pero nos moriremos de pulmonía.


En serio, chicos, ¡QUÉ FRÍO! Tenemos en clase las ventanas y la puerta abiertas cuando fuera hace menos de 10 grados. Imaginaos qué será de nosotros en febrero... ¡No lo quiero ni pensar!


Pero, TRANQUILOS, amigos docentes y estudiantes, porque este problema tiene solución. Os presento una serie de prendas estilo sherpa que están hechas a prueba de aulas Covid-19. Y, lo que es mejor, ¡son tendencia! Nunca me he alegrado tanto de que algo esté de moda, de verdad. Me refiero a todas esas prendas con tejido polar o de borreguito que nos ayudan a mantenernos calentitos y que, además, son ultra suaves.

Flechazo por un pichi


Sé que a muchos no les hará gracia esta noticia, pero los pichis han vuelto. Y os parecerá curioso, pero esta prenda no es que me encante. Y, sin embargo, aquí estamos. ¿Por qué? Porque este pichi de cuadros de Zara me ha enamorado y tenía que contárselo a todo el mundo.

Es 100% preppy y 100% otoñal, así que tenía todas las papeletas de convertirse en una prenda estrella de mi armario. Puede que os recuerde a vuestros días de colegio, pero debemos superar esa idea. A mí los pichis no me recuerdan al colegio exactamente, pero sí a mi infancia. Recuerdo perfectamente que los odiaba porque mi madre me obligaba a llevarlos y no me gustaba su forma, al igual que los petos.

Pero las cosas cambian, amigas. Y, si yo lo he superado, vosotras también podéis. Y es algo que os aconsejo, ya que van a venir muy fuerte esta temporada.

Spooky season

 


¿Veis esta foto? Es la felicidad en mi rostro y la resignación en el de Mr. Preppy. Pero así es la vida cuando estás con una calendar girl como yo, que disfruta de todas las festividades especiales del año.


Me encanta Halloween. Es el broche de oro para mi mes favorito del año, octubre. Para mí, lo bueno empieza en septiembre, cuando comienza el otoño, y acaba con la finalización de la Navidad. Es el momento en que yo vuelvo a la vida tras un verano de auténtica supervivencia.


Además, yo soy de hacerlo todo, y en Halloween toca tallar calabazas como manda la tradición. Aquí no suelen vender calabazas redondas (#sad), así que pedí un pack en La Casa de la Calabaza. Me lo pasé genial intentando hacer a Mochi (spoiler: sale mal) mientras veía La maldición de las brujas en Netflix. Si queréis un mini tutorial de cómo hacerlo, os recuerdo que os lo conté todo en este post.

Otoño casual

 


Todas las épocas tienen unas prendas clásicas con las que las asociamos. En otoño una de ellas es la americana color camel. Al menos para mí, es un básico de la estación. Se puede combinar con casi todo y es lo más cómodo para vestir.


Hace unos días, antes de las numerosas lluvias que hemos pasado (de las cuales no me quejo para nada), Mr. Preppy y yo salimos a dar una vuelta de domingo por la rivera y aproveché para ponerme la mía porque el tiempo era maravilloso. El paseo fue estopendo y disfrutamos de unas vistas otoñales del río que son insuperables. ¿Es el momento en el que está más bonito? Tengo cero dudas.


Hoy os enseño lo que llevé, un outfit casual con blazer camel que podéis llevar ya mismito y adaptar a muy diferentes estilos de vestir.

As american as apple pie

 



¿Alguna vez habéis escuchado la expresión "tan americano como la tarta de manzana"? Pues sacadla de la cabeza porque la tarta de manzana es originaria de Europa, como Halloween. Lo que ellos sí hicieron fue popularizar la receta de lo que hoy conocemos como 'apple pie', que no es igual que nuestra tarta de manzana clásica (esa que lleva rodajitas de manzana por encima).


Aunque los estadounidenses tienen un día nacional de la tarta de manzana que es en primavera, la estación de las manzanas es el otoño y, por eso, yo tenía muchísimas ganas de hacer esta receta ahora. Los que me seguís en IG ya sabéis que la semana pasada la hice con mi madre. Era la primera vez para ambas. El resultado final no estuvo mal, pero las dos estuvimos de acuerdo en que nos gusta más a nuestra manera.


Sea como sea, hoy os cuento cómo se hace la clásica apple pie americana. La receta es larga y laboriosa si hacemos todo 100% casero, como fue el caso, pero la dificultad de los pasos en sí no es alta.

Leaves and stripes

 


Los vestidos de rayas me gustan siempre, pero es cierto que los suelo dejar apartados en cuanto se acaba el verano porque me recuerdan al mar y las vacaciones. Pero me he dado cuenta de que son ideales también para el otoño. Ahora que aún no ha llegado el frío intenso, todavía podemos aprovechar para llevar prendas menos gruesas, por lo que me voy a aferrar a este precioso vestido.


El otro día, Mr. Preppy yo fuimos a Luna Gatuna (si me seguís en IG ya lo sabéis; si no, no sé a qué estáis esperando) y aprovechamos para dar un paseo antes y rebozarnos por las hojas caídas. Me pareció una ocasión perfecta para ponerme una de mis nuevas mascarillas de IDC Institute en forma de gatito, así que sí, elaboré todo mi outfit para que combinara con ella. La nueva normalidad, amigas.


Por cierto, aprovecho para animaros a visitar Luna Gatuna. Es un santuario para gatos en Salamanca en el que se puede pasar la tarde jugando con mininos. Antes también te podías tomar un café y jugar a juegos de mesa, pero pandemia mundial. La cuestión es que hacen una labor muy importante rescatando y cuidando gatitos para darlos en adopción, y siempre les viene bien un poquito de ayuda extra.

DIY: calabazas de cuadros

 


Sí, habéis leído bien, esto es un nuevo proyecto DIY. Y, lo que es mejor, es low cost, muy fácil y no requiere mucho tiempo.


Se lo dedico a todos los amantes del otoño que, como yo, están entusiasmados ante la idea de decorar su casa con millones de calabazas y quieren hacerlo de la forma más cuqui posible. Hoy os voy a enseñar a hacer calabazas de cuadros para decorar. ¿Os apetece? ¡Pues vamos manos a la obra!


Quiero aclarar que la idea original no es mía y que me he inspirado en el arte de la gente de Pinterest. No hay solo un autor al que linkear, ya que muchísima gente lo ha hecho ya.

Cardigan

No, esta entrada no va sobre Folklore de Taylor Swift, aunque me gustaría. Esta entrada va literalmente sobre cardigans.


Los cardigans son mi nueva obsesión. Esta temporada hay chaquetas y jerséis monísimos que amenazan con vaciar mi cartera. ¡Los necesito todos! Empecé con esta fiebre por culpa de las novedades de Zara (sí, ya me he comprado uno) y a partir de ahí todo ha sido ver chaquetas monas por todas partes. Con cuellos bebé, lacitos, volantes, toques de pelito... ¿Soy yo o esta vez han venido más bonitos que nunca?


Hoy os enseño una selección de cardigans monísimos para que podáis refugiaros en ellos durante el otoño mientras escucháis Folklore en bucle. Esta prenda es genial para esta época del año gracias a su posibilidad de combinar capas y de quitarla en caso de calor. Tienen todas las ventajas de un jersey, pero con un plus.




Primeras lluvias

 


Se puede decir abiertamente que ha llegado el otoño cuando las primeras hojas caídas empiezan a crear una colorida alfombra en el suelo y cuando caen las primeras tormentas de la temporada. Y ambas cosas se cumplen a día de hoy. Esta semana pudimos disfrutar de esas maravillosas tardes de Netflix and chill bajo la banda sonora de la lluvia tras las ventanas.


Empieza ahora la verdadera diversión otoñal. La de ver pelis spooky en el sofá, saltar en los charcos y hacer pilas de hojas secas para escuchar sus crujidos. Y nosotros no queremos perdernos nada de eso, por supuesto.


Para mí, ya sabéis que una parte más del encanto otoñal es la moda de esta época. Y hay una prenda que me encanta para este momento y de la que nunca os había hablado: la camiseta de peplum. En el estilo preppy se suele combinar mucho a principios de otoño por su practicidad y estética, y por fin tenemos un modelo low cost muy accesible para todo el mundo. Estoy hablando de esta camiseta peplum de Stradivarius que es perfecta para llevar esta temporada. Simple, cómoda, queda genial y barata. ¿Qué más podemos pedir?