Con la tecnología de Blogger.

Smocked dress

 



Decir que estoy obsesionada con los vestidos fruncidos es quedarse corto. Desde mi reciente obsesión por los nap dresses he afinado más el gusto hasta encontrar el amor en este tipo de vestidos ceñidos en el pecho. Me pregunto cuántos puede tener una chica que se consideren demasiados...


Hace unas semanas Mr. Preppy y yo cogimos el coche y nos fuimos a dar una vuelta por la zona cacereña de la Vera. Concretamente estuvimos visitando el Monasterio de Yuste y los pueblos de alrededor. La zona me encanta porque son pueblecitos preciosos llenos de flores, con vistas espectaculares, muchas zonas de piscinas naturales y se come muy bien.


En nuestro día de turisteo aproveché para llevar este vestido rosa de cuadros vichy fruncido al pecho de Shein. Me encanta porque es cómodo, fresco y estiloso al mismo tiempo.


Cómo limpiar y blanquear alpargatas blancas


 


Las alpargatas blancas son siempre una buena opción. Son preciosas, combinan con todo y son uno de los calzados más cómodos. Es, con diferencia, el zapato que más me pongo durante el verano, especialmente con vestidos midi y maxi. Pero también tienen una gran desventaja: que se ensucian y no hay manera de que vuelvan a ser las mismas.


Mis alpargatas favoritas son de Toni Pons y las tengo desde hace un par de veranos. Están en perfectas condiciones salvo por el hecho de que ya no son tan blancas como cuando las compré.


El pasado fin de semana busqué consejos para blanquearlas y, aunque en Internet hay muchísimas maneras de lavar alpargatas (que son muy delicadas), ninguna era específica para blanquear las alpargatas de color blanco. Finalmente di con una solución a base de mezclar consejos para limpiar este calzado y blanquear sneakers de lona.


Si queréis que os diga cómo blanquear alpargatas blancas, coged papel y boli y continuad leyendo.


Paula in hydrangealand

 


Este es uno de esos posts que realmente no termino de saber cómo enfocar. No sé si va a ser una forma de mostraros este outfit, pero tampoco sé si tiene sentido porque el vestido es un poco especial; no sé si contaros cómo han sido mis últimas semanas o si me va a servir como una "reentrada" (si eso es algo). Quizá sea todo eso.


Hace una semana fue mi cumpleaños y lo celebré con una pequeña escapada a la Sierra de Francia para comer con Mr. Preppy y mi madre. Los días anteriores estuve trabajando durante horas para poder dedicarme ese día a mí y no hacer más, pero los días siguientes tuve que finalizar entregas importantes de mi segunda carrera. Han sido unas semanas un poco caóticas y tengo más cansancio en el cuerpo del que pensé que podría tener. Por eso mis escasas energías las invertí en otras cosas que no eran el blog.


Mi cumpleaños no fue gran cosa y, de hecho, aún no lo he celebrado con mis amigos. Pero ese día fue bonito y aproveché para estrenar este vestido que os enseño hoy. Es un poco "especial" porque es de Primark, lo que significa que no lo puedo linkear y probablemente ya no lo encontréis en tienda, y porque lo transformé con mi máquina de coser. ¡Ahora os cuento todo!

Wishlist de cumpleaños

 Mi cumpleaños es la próxima semana.


Normalmente, cualquier otro año estaría muy emocionada en este momento y tendría todo planificado. Este año no. Siento una gran indiferencia hacia mi cumpleaños que no es muy propia de mí. No obstante, no renunciaré a celebrarlo de alguna manera y ya sabéis que me encantan los regalos (regalar y que me regalen, ambas cosas).


Cada año suelo publicar una wishlist de cumpleaños de la cual raras veces me han regalado algo. Se ha convertido en una especie de tradición blogueril, así que aquí estoy otro año más con la lista de cosas que me gustaría conseguir para mi cumple.



Mala hierba

 


Si buscas en el diccionario la definición de mala hierba te saldrá algo como: planta perjudicial que estropea los cultivos o persona que corrompe a los demás. Y si piensas en el concepto 'mala hierba' probablemente se te vengan a la mente esas molestas matas que te afean el jardín o te hacen heridas cuando las rozas accidentalmente.


Pero lo curioso es que las margaritas y las amapolas que crecen cada primavera en las lindes de los caminos también son malas hierbas y se convierten en la pesadilla de cualquier agricultor. ¿Cómo es posible que unas flores tan bellas sean algo indeseable? Estas dos especies de flores al elevado el término 'mala hierba' a la categoría poética convirtiéndose en toda una metáfora de muchas cosas.


Hace unos días, Mr. Preppy y yo fuimos en busca de campos de amapolas donde hacer fotos y este fue el resultado.


6 outfits de verano para llevar ya

 



No sé cómo están las temperaturas donde vivís, pero aquí ya casi podemos decir que es verano (aunque oficialmente queden unos días). Llevamos varios días llegando o pasando los 30 grados, lo que significa sacar los shorts, los vestidos con volantes y los sombreros de paja. 


Os os enseño un poquito de inspiración reuniendo 6 outfits de verano que podéis empezar a poneros ya mismo. Son conjuntos cómodos, casuales y frescos con los que podéis sacar ideas para vestiros durante este mes. 


Nap dress

 



He sacado a mi Daphne Bridgerton interior para este post porque vengo a hablaros de la última moda en vestidos que ya se ha ganado el corazón de las blogueras más influyentes. Y antes de que pienses que te va a costar un ojo de la cara, yo te traigo un modelo low cost que puedes encontrar muy fácilmente en una de las tiendas más populares de España. 


Estoy hablando, como no podría ser de otra manera, del famoso nap dress. Este tipo de vestido, que recibe ese nombre por ser el modelo que las jóvenes de siglos anteriores utilizaban para echarse una cabezadita, es un vestido ajustado en el pecho y amplio en su parte inferior. Su largo suele ser midi o maxi y las mangas suelen ser abullonadas (pero no necesariamente). Os hablaré del nap dress en un post especial próximamente porque lo merece, así que no voy a profundizar en el tema.


Las marcas más conocidas a nivel mundial por confeccionar nap dresses (especialmente Hillhouse Vintage y Sleeper) venden sus modelos por más de 100€, pero eso no significa que no podamos tener un precioso nap dress por menos. Hoy os enseño este bonito vestido de Stradivarius con el que podréis sentiros una Bridgerton por menos de 30€.


Tester: productos de enero, febrero, marzo y abril

 



Año nuevo, tanda nueva de Tester, la sección blogueril en la que os hablo de los productos de belleza que he probado en los últimos cuatro meses. Para aquellos que acabéis de aterrizar en un Tester, hablo principalmente de maquillaje, pero menciono algunos productos de cosmética y skincare que me apetece reseñar.


Una vez más, tengo que recordar que el número de productos probados ha sido inferior al habitual debido a la pandemia. Últimamente solo me maquillo para sesiones de fotos, ya que es un engorro tener que hacer malabares con la mascarilla. No obstante también os recuerdo que hace poquito hice un post de la mano de Douglas para recomendar maquillaje a prueba de mascarillas.



Mi nuevo básico

 



No existe en el mundo una combinación más simple que unos jeans y una camiseta, ¿verdad? Sin embargo, conseguir que esa combinación resulte elegante, especial y estilosa ya no es tan simple. Al menos a mí me cuesta horrores encontrar camisetas que, combinadas con unos buenos vaqueros, hagan destacar un outfit.


Esta camiseta lo consigue y, por eso, se ha convertido en mi nuevo básico. Yo la llamo "la blumiseta" porque aúna la comodidad de una sencilla camiseta de algodón con el toque fino de una blusa. Con su lacito, sus mangas abullonadas y su cuello bobo te aporta esa estética cottagecore sin necesidad de esforzarte demasiado. Y lo mejor: se vende en Mango por menos de 20€.


No eres tú, somos todos



Hace unos meses saltó a la fama el término "fatiga pandémica". Cansando o agotamiento general; trastornos del sueño; dificultad para concentrarse; trastornos mentales; tristeza prolongada; irascibilidad; desmotivación... Son solo algunos de los síntomas que la OMS asocia con este nuevo concepto.


Parece que empezamos a ver la luz al final del túnel, pero el tiempo sigue pasando y vamos de ola en ola como en un juego de tablero. Cada semana hay nuevos casos, nuevas reglas, nuevas restricciones, nuevos peligros... Y aunque el vaso de nuestro bienestar parece ya colmado, no dejan de caer gotas.


Esta semana he sido realmente consciente de que soy una víctima más de la fatiga pandémica. Hasta ahora notaba el cansancio físico y mental de llevar más de un año en mitad de una pandemia sin precedentes, pero estos últimos días he constatado mi estado actual.