Con la tecnología de Blogger.

Una tarde de paseo por el campo



A veces me gusta hacer una regresión a la sencillez del mundo blogueril de antes. Me podéis llamar SEÑORA, pero sí, yo entré a este blog cuando ser blogger no era un trabajo. Desde entonces, la plataforma ha cambiado mucho, pero lo más destacable es que ha pasado de ser un diario online sin más pretensiones a convertirse en un medio de comunicación creador de contenido.

Esta entrada va a ser como esas antiguas entradas que hacíamos porque sí. No me preparé para las fotos, no me maquillé para las fotos ni estaban planeadas. Simplemente, Mr. Preppy y yo nos fuimos de paseo por una zona "de campo" después de haber estado una semana recluida en casa por estar enferma e hicimos algunas fotos. Muy pocas, como vais a ver. Y eso quería sacarlo porque me gusta esa improvisación de vez en cuando.

Lo más destacable, quizá, es que llevaba un outfit perfecto para salir de excursión al campo. Aprovechando que no hacía mucho frío, me puse mi chaqueta Barbour y las botas de agua (en ese momento dejó de llover, pero la tierra estaba embarrada). ¿Lo mejor? ¡Nos encontramos con un caballito! (inserte aquí mil emojis de corazones).

+20 disfraces originales y bonitos para mujer

¿Sabéis que nunca había hecho un post de Carnaval? Y es raro porque a mí me encantan los disfraces. Bueno, nunca es tarde.

Carnaval está a la vuelta de la esquina. Sé que muchos de vosotros ya tendréis vuestro disfraz, pero si os parecéis un poco a mí lo habréis dejado todo para última hora. Si todavía no tenéis ni idea de qué elegir para disfrazaros este año, aquí os dejo más de 20 ideas de disfraces originales y bonitos para mujer que os van a servir de inspiración.

Algunas de estas ideas, que en su mayoría no son las que normalmente se suelen ver, son tan sencillas que podéis hacerlas vosotros mismos en muy poco tiempo, aunque otras son más complejas. En cualquier caso, espero que os gusten y que os ayuden a elegir un disfraz a la par bonito y favorecedor.

Recuerdo que las imágenes se encuentran en Pinterest y, por lo tanto, no me pertenecen.




Topitos por San Valentín



¿Sabéis qué es curioso? Que mi color favorito es el rosa y casi nunca me visto de rosa. Es verdad. Suelo vestir de tonos camel, mucho azul marino, rojo, blanco... Y no sé por qué. Toda mi habitación es rosa, todo lo que compro es rosa, mi blog es rosa, mis cosas favoritas son rosas... Pero no me visto de rosa.

Por eso me gusta tanto crear un outfit especial de San Valentín, porque aprovecho para sacar mi lado rosa y romántico. Esta vez me ha gustado más de lo habitual porque estoy realmente ENAMORADA de este look. Y fue repentino, la verdad. Encontré esta falda de puntos de forma fortuita, en rebajas, cuando solo quedaba esta, y de repente supe cómo la iba a combinar y que se iba a convertir en mi conjunto de San Valentín de 2020.

Hoy, como veis, os enseño una propuesta muy dulce y naif que combina los topos con los tonos rosas y lilas. El bolso redondo, muy en tendencia, y la boina, que está empezando a resurgir, le dan ese toque inocente tan mono.

PD: sí, me he dado cuenta viendo las fotos que tenía la falda mal puesta, pero no pasa nada. Besis.

10 ideas DIY para San Valentín


Madre mía, ¡que me acabo de dar cuenta de que pasado mañana es San Valentín! Y yo con estas pintas, ay...

Yo creo que en este blog he publicado de todo. He hecho DIY, he hecho recetas, he hecho inspiración, he hecho outfits (el de este año aún no está publicado, sorry), he hecho playlist, he ideado planes... Pero a mí todo eso no se me da TAN bien como a la gente talentosa que se ve en Pinterest. Por eso, este año les paso a ellos el testigo y os enseño 10 ideas DIY para San Valentín súper fáciles que podemos encontrar en este rincón de la creatividad.

Ni las fotos ni las ideas ni los posts son míos, por eso os linkeo a sus autores. Me parece que son unas propuestas muy bonitas y originales con las que os podréis lucir ante vuestros amigos y amorcitos si no queréis recurrir a lo mismo de siempre. Además, de aquí al viernes os da tiempo a hacer alguna de estas cosillas, fijo.



Ponle un lazo

Esta semana estamos disfrutando de unas temperaturas muy agradables, al menos aquí, así que decidí aplazar el outfit programado (era muy de invierno) para sacar algo más fresco. El look que os enseño hoy estaba planteado para un poco más adelante, cuando pudiéramos salir a la calle sin la manta eléctrica a cuestas, pero ya que el tiempo nos regala estos días mejor es aprovecharlo mientras podamos.

Si me seguís desde hace tiempo ya sabéis que uno de mis lemas modiles favoritos es "ponle un lazo". Sí, yo creo que cualquier prenda puede mejorar si le añadimos un lacito. Me siento naturalmente atraída por las prendas con lazos, por eso cuando avisto una en cualquier tienda mi radar empieza a pitar. Eso mismo sucedió hace unos meses en Zara, cuando mis ojos visualizaron esta maravilla de blusa.

Me recordó a los vestidos del Hollywood clásico (salvando las distancias, obviamente), esos que llevaban un maxilazo en el hombro. En principió pensé en estrenarla en Nochevieja, pero di con un vestido que me apetecía llevar más. En parte me alegro, porque ahora puedo enseñaros este precioso outfit con blusa con lazada y falda con doble botonadura. Espero que os guste y que os resulte útil de cara a crear vuestros propios conjuntos.

Rosa, rojo o con corazones

Esta es la norma. Mi norma. Cada año, por San Valentín me reto a mí misma a vestirme obligatoriamente con algo rojo, rosa o con corazones. Y pensaréis "uy, sí, qué difícil", pero a la hora de la verdad no tengo tantas cosas de esos colores y CERO que tengan corazones. Parece que este año las marcas se han puesto las pilas y han sacado colecciones limitadas interesantes para festejar el día del amor.

Si os gusta esta festividad y también os apetece vestiros según esta regla, hoy os enseño varias prendas y complementos rosas, rojos o con corazones para endulzar vuestro día de San Valentín. No os vais a poder resistir porque, en verdad, son una auténtica monada.



Descubrimientos del mes /Navidad y enero 20'/

Tengo que admitir que, cuando llevo mucho tiempo sin hacer esta entrada, la echo de menos. Por desgracia, no siempre puedo dedicarle tiempo y suelo priorizar el contenido "normal" del blog. Estos últimos meses han sido de locos. He tenido que hacer una auténtica carrera contra el tiempo para entregar todas mis tareas, no descuidar la rutina del gym (lo cual en enero ya no se pudo), preparar las fiestas, hacer posts, trabajar... Y luego, en enero, llegaron los exámenes finales y ya tuve que hacer malabares.

Pero eso ya pasó. De momento llevo superadas con éxito 3 asignaturas de 6 (a falta de saber esas 3 notas que me faltan) y estoy volviendo a la rutina poco a poco. He tenido un poquillo de mala suerte porque he tenido que aplazar el gym aún más a causa de una tendinitis. Así que dije: de perdidos, al río. Y me tomé esta semanita de relax total, descansando y jugando. La próxima mi cuerpo me va a odiar, pero es lo que hay.

Este mes fui al Museo del Prado por primera vez y me encantó.

Hoy os traigo esos descubrimientos que me dejé en el tintero estos meses (no todos, porque tendríamos para rato) de noviembre, diciembre y enero; de ahí lo de Navidad. Y sí, alguna cosilla de Navidad hay que no me podía pasar, pero sobre todo son películas, series, vídeos...

La nueva (vieja) moda que revive a Blair Waldorf


Digo nueva moda porque es tendencia, pero de nueva tiene poco. Vamos, que lo que estamos llevando ahora y comprando como locas ya lo llevaba la gran Blair Waldorf hace más de 10 años. Sí, lo digo: la moda actual saca nuestra Blair interior.

¿Cómo? Pues haciendo trendy muchas piezas que ya eran clave en el armario de la protagonista de Gossip Girl. Perlas, diademas, tweed, lazos... Ahora lo más in es llevar el mismo look que la it girl más famosa del Upper East Side ya llevó a finales de la década de los 2000. Y sí, somos viejas, es lo que hay.

Hoy os traigo la prueba, aunque es evidente que no necesitamos ninguna porque es tan cierto como tú. Os presento una lista de prendas clave que están a la orden del día y que forman parte de los básicos preppy/lady por excelencia.


Dónde comprar ropa petite

Los petites nacimos hace menos de cinco años. Y no, no lo digo porque parezcamos niños (inserte aquí emoji de payaso), sino porque las marcas comenzaron muy recientemente a incluirnos como colectivo. Antes tenías que ir a comprar ropa con el acerico en el bolso porque sabías que ibas a tener con cogerle el bajo. Esto era un drama no solo porque te salía más caro, sino porque tampoco podías estrenar ropa inmediatamente y, lo que es peor, al cortar las prendas el resto del cuerpo de la prenda se te desencajaba (lo que el pantalón tenía "marcado" como la altura de la rodilla a ti te quedaba más cerca del tobillo y eso se notaba) y tenías que arreglarla aún más.

Afortunadamente, ahora puedes comprar ropa ajustada a tu altura y ahorrarte todo ese sufrimiento. 

Nuevo problema desbloqueado: ¿dónde compro esa ropa? ¿La tengo que comprar online y devolverla mil veces? Pues sí. Para los que viváis en grandes ciudades esto no os afecta, pero para los demás sí. No todas las marcas tienen ropa petite (de hecho, son las menos) y es casi obligatorio que debas comprarlo online con las consecuencias que ello conlleva (retrasos, no te lo puedes probar, gastos de envío, etc).

No obstante, la posibilidad existe y es una bendición para los que medimos poco más de 1,50. Hoy os traigo una lista de marcas que venden ropa petite en las cuales confío para que dejéis de lado eso de coger el bajo constantemente y podáis tener ropa que os quede bien a la primera como el resto de la humanidad. (Insertar aquí más emojis de payaso. En serio, Blogger, ¿para cuándo el payaso? que estamos en 2020, hombre).




Obs-esqui-onada

Pues eso, que estoy obs-esqui-onada. Y ya bastante tengo con lo mío, así que, por favor, no me matéis por la invención de este horrendo nuevo término. No hay otra forma mejor de decirlo: estoy obsesionada con las prendas que tienen motivos de esquí.

Recientemente, he encontrado en Vinted un jersey de H&M con un dibujo de un esquiador y, bueno... Ya sabéis que a Mr.Preppy y a mí nos encanta la nieve y tenemos planeado hacer una escapadita (si el mundo nos lo permite), así que no puedo evitarlo. Sí, lo digo y no me escondo: quiero ese jersey y lo tendré, y si me voy a la nieve lo llevaré con orgullo.

La consecuencia, claro está, es que ahora quiero todo lo que tenga esquiadores. No he podido evitar hacer una selección de prendas de estas características para que vosotros también piquéis. He encontrado jerséis, camisetas, pijamas, calcetines... ¡Y todo me encanta!

Y no me pidáis mucho más, que sigo de exámenes y este es mi top bloguero ahora mismo.


Oversized


He configurado este post sobre dos elementos destacados, uno que ha sido un amorsito desde siempre y otro que es novedoso en mi armario. Estoy hablando del jersey oversize y de las botas over the knee.

Y me vais a permitir el uso de los anglicismos para estas dos prendas, porque no me gusta el término "botas mosqueteras", ya que me recuerda a Dartacán y a ese estilo de botas "dobladas"; y porque no sé muy bien cómo podría llamar a este tipo de jerséis en español. ¿Jersey súpergrande? ¿Jersey queparecedostallasmásgrandeperono? Mira... Yo qué sé. 

La cuestión es que este outfit me encanta, lo llame como lo llame. La combinación de un jersey oversize y unas botas over the knee se ha convertido en mi fórmula del éxito. De hecho, y no es broma, ahora mismo estoy escribiendo este post desde la biblioteca entre examen y examen (✌) y es lo que llevo puesto porque oh, la comodidad.

Tester: productos de septiembre, octubre, noviembre y diciembre



Y con este post cierro el círculo Tester de 2019. Empecé contándoos los productos de maquillaje que había probado durante los cuatro primeros meses del año (aquí) y, más tarde, os enseñé los de los cuatro siguientes (aquí).  Con esta entrada, que reúne los productos de maquillaje que he probado durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, termino el round up de 2019. El primero de (espero) muchos que vendrán, ya que me ha gustado la dinámica.

En esta ronda no vais a ver tantos productos como los meses anteriores porque no he gastado tanto en cosmética. Hay que tener en cuenta dos factores: a) las compras navideñas y b) en la edición anterior había coincidido con la creación de mi segundo neceser de maquillaje, por lo que necesitaba cosas para llenarlo.

No obstante, y aunque sea poca cosa, siempre creo que es interesante descubrir nuevos productos y comprobar cómo les han funcionado a otras personas. Os recuerdo que mi piel es mixta y de tono tirando a morenita, así que yo juzgo desde esta perspectiva.

Classic Blue, Pantone del año 2020

Para mí, ya es una bonita tradición esto de hacer una selección de productos con el color del año escogido por Pantone. Para 2020, este tono ha sido el azul Classic Blue. Según la directora ejecutiva de Pantone, "vivimos en una época que exige confianza y fe". Con el auge de las nuevas tecnologías y todos los conflictos sociales que traen consigo una gran inestabilidad en muchos ámbitos, el Classic Blue supone esa constancia y solidez que necesitamos.

Es un imperecedero tono azul sólido y fiable que infunde calma, confianza y conexión. Según el Instituto, nos genera una sensación psicológica que calma nuestro deseo inconsciente de búsqueda de unos cimientos fiables y estables en una nueva era. Como su propio nombre indica, es un matiz atemporal que se caracteriza por su elegancia, simplicidad y versatilidad.

Por ello, la elección del color de 2020 no podría ser más acertada, ya que es un tono apacible y reconfortante que, además, transmite mucha paz. Este color se encuentra en el cielo y, por consiguiente, en el mar, lo que lo llena de profundidad y nos hace perdernos en él y reflexionar.

Al ser un color tan presente en la naturaleza, es lógico que lo encontremos también en muchos artículos. ¿Cómo vestirnos este año con el Pantone de 2020? Pues yo, como cada año, os traigo una recopilación de prendas azules que, si bien no son exactamente este mismo matiz (es muy complicado), se le acercan bastante. Afortunadamente, es un tono que se encuentra fácilmente y que es muy sencillo de encontrar y combinar.




Lo que le pido al 2020 es...



No tengo propósitos. Vivir es mi único propósito.

No tengo nada en contra de la idea de hacer propósitos y siento un profundo respeto por la gente que se los hace y los cumple, pero yo no soy capaz. Basta que sienta una "obligación moral" por conseguir algo para que falle estrepitosamente. Otras veces he hecho esa típica lista y, al final, para lo único que ha servido ha sido para hacerme sentir peor por no cumplirla.

Eso no quiere decir que, como todos, no tenga deseos y objetivos. Al contrario, tengo muchos. Pero no siento que comenzar un nuevo año realmente cambie algo en mí. De hecho, mis objetivos más importantes son a largo plazo y es poco probable que acabe el año habiéndolos conseguido. Muy bien se tendrían que dar las cosas, vaya...

Pero la cuestión es que yo solo quiero estar tranquila y feliz.