Con la tecnología de Blogger.

Vestido de primavera

 



¿Qué se os viene a la mente cuando pensáis en el concepto "vestido de primavera"? Y, por favor, no digáis "flores". Yo suelo pensar en vestidos vaporosos de corte romántico y motivos en tonos pastel. Afortunadamente para mí, todo eso es tendencia.


Uno de esos vestidos con los que me imagino en primavera es el que os enseño hoy. Está confeccionado con un tipo de estampado romántico que recibe el nombre de toile de jouy. Lo compré hace unos meses en la boutique online Moon Chic y, tras cogerle el bajo, lo he podido estrenar en los últimos días de buen tiempo.


Reset


 

Qué pena que los seres humanos no tengamos un botón de reseteo. Nosotros también nos bloqueamos y nos agotamos física y mentalmente hasta el punto de no poder más. Y, como eso no es posible, estamos condenados a seguir y seguir y seguir...


Este bloqueo es especialmente más agudo ahora que sufrimos una terrible fatiga pandémica. No sé vosotros, pero yo me siento mucho más cansada y más incapaz de hacer todo lo que tengo encima que otros años con la misma carga de trabajo o más. Me siento desgastada. Cabe mencionar que actualmente estoy estudiando mi segunda carrera y trabajando al mismo tiempo, con lo que se me juntan las clases con las prácticas, el trabajo, otros cursos que tengo que hacer, el TFG... Siento a ratos que he llegado al tope de lo que puedo dar.


Lo más parecido a un botón de reset que tenemos los humanos es la desconexión. Por eso, Mr. Preppy y yo nos hemos tomado unos días de descanso. Tanto él como yo necesitábamos parar y alejarnos para recargar las pilas y volver con más fuerza para la recta final del semestre.


Así me maquillo cuando no tengo tiempo

 


Os voy a ser sincera: llevo teniendo guardada esta sesión desde hace un año con la idea de publicarla, pero con el uso de las mascarillas nos maquillamos bastante menos y me parecía que no tenía sentido sacarla. Pero estoy cansada de aplazar cosas. Me apetece publicar esto ya y lo haré. Sentíos libres de guardad este post para más adelante si ahora no lo encontráis útil.


La realidad es que por las mañanas no suelo tener mucho tiempo para maquillarme. Necesito hacerlo en menos de 15 minutos si quiero llegar a tiempo al trabajo, a clase o a donde sea. Me gusta apurar minutos de cama y luego tengo que prepararme deprisa y corriendo. Pero eso no significa que vaya peor o que no pueda hacerme algún arreglo decente.


Hoy os enseño mis trucos para ahorrar tiempo a la hora de maquillarme con una rutina muy fácil en la que invertimos unos 10 minutos. Todos los productos que utilizo son asequibles y el resultado final es el que veis en la imagen de arriba. ¿Os apetece probar?


Maxi lazo

 



Me encantan los lazos. Le pondría lazos a literalmente todo. Cuando vi este jersey con maxi lazo en una pequeña tienda de Galicia el pasado verano supe que iba a llevármelo. ¡Y encima estaba solo a 5€! La felicidad.


Hasta ahora no había podido estrenarlo. En verano no me lo podía poner y aquí en seguida llegó el frío, así que ha tenido que esperar a su momento primaveral. Ahora que está empezando a hacer bueno (a ratos), es cuando toca volver a sacar estas prendas más finitas.


Hoy os enseño un conjunto muy sencillo con este jersey con maxi lazo en color negro. Sé que no es un color muy primaveral, pero a mí me pareció perfecto. ¡Y mirad que es raro que yo me vista completamente de negro!


Mis podcasts favoritos

 



Cuando escuché hablar de los podcasts por primera vez no me llamaron nada la atención. En sí la radio convencional no es un medio que me atraiga demasiado, salvo las emisoras musicales, y las temáticas de los podcasts que estaban surgiendo no iban mucho conmigo.


Con el paso del tiempo, comenzaron a surgir podcasts de muchos otros temas y empezaron a ponerse de moda, animando a muchos creadores a lanzar el suyo. Hoy da la sensación de que cualquiera tiene un podcast, y eso me parece positivo porque es más sencillo encontrar programas de tu estilo.


Entre tanto podcast es normal perderse, y a mí se me hace difícil encontrar programas que realmente me enganchen lo suficiente como para escucharlos regularmente. Por eso me encanta que la gente me haga recomendaciones, y eso es justamente lo que vengo a hacer hoy. Hoy os hablo de mis podcasts favoritos para que, si aún no los escucháis, os enganchéis vosotros también.

Grandmillennial


 


Hola, soy Paula, orgullosa grandmillennial.


Llevo considerándome grandmillennial desde que conocí el término, pero esta semana lo añadí con orgullo a mi bio de Instagram porque es un atributo que me define al 100%.


Si has llegado aquí preguntándote qué es esto, has llegado al lugar indicado. Hoy no solo hablaré de qué significa este concepto, sino que compartiré algunas claves que nos caracterizan. Quédate por aquí y prepárate para encargar hilos de bordado, macetas de hortensias y estampados con lazos.


Los colores Pantone de 2021

Después de un 2020 intensito, Pantone sabía exactamente lo que necesitábamos para 2021. Por eso, la empresa de los colores decidió elegir dos tonos muy diferentes para nombrarlos Pantone del año. Estos dos tonos fueron el gris 'Ultimate grey' y el amarillo 'Illuminating yellow', y todo tiene una explicación.


¿Qué es lo que más ansiamos tras un año de pandemia, tragedias y cambios estructurales a nivel mundial? Según Pantone, estabilidad y esperanza. Y no les falta razón, verdaderamente. Esa estabilidad que tanto anhelamos está representada en el tono gris, que nos suscita lo duradero, lo firme, lo que nos mantiene con los pies en la tierra y que nunca cambia, como el cemento. Por otro lado, el amarillo nos hace sentir esperanza, ilusión, alegría, positivismo.


Tengo que reconocer que ambos colores, aunque me gusten por separado, no me gustan nada juntos. No obstante, entiendo el mensaje y considero que tiene sentido.


En cualquier caso, hoy os traigo una selección de prendas en los colores de 2021 como ya es tradición en este blog. No es más que una pequeña inspiración para que podáis ir acordes a la propuesta de Pantone para este año y os suméis a esos deseos de estabilidad y positivismo para el futuro. A lo mejor si lo hacemos todos a la vez consigamos mandar un mensaje al universo que... No, ¿verdad? Ya, vale... Bueno, pero que si os gusta podéis hacerlo.






Punto de cruz para principiantes

 



Si me seguís en Instagram y Twitter ya os habréis dado cuenta de que hace año y medio empecé con un nuevo hobby: el punto de cruz. Todo empezó a raíz de que el "needlepoint" (que aquí lo solemos conocer como petit point) se popularizara entre las bloggers 'grandmillennials' que sigo de Estados Unidos. Antes de eso, yo asociaba el punto de cruz con esos diseños típicos de las abuelas, hasta que me di cuenta de que actualmente hay diseños modernos y preciosos.


Desde entonces he hecho varios diseños en punto de cruz con diferentes motivos y, además, me he atrevido con el bordado, que es lo que más hago actualmente. No obstante, eso es más complejo y da para otro post.


Cada vez veo a más personas animarse y varios me han preguntado al respecto, así que se me ocurrió dedicarle una entrada para contaros todo acerca del punto de cruz y cómo practicarlo. Si os interesa el tema, dadle a 'Leer más' para obsesionaros con la aguja.

Pichi tweed

 


¡Mañana es San Valentín! ¿Soléis celebrarlo? A mí siempre me ha gustado este día porque acepto cualquier excusa para hacer regalos y cenar rico.


Hoy os enseño un conjunto con un pichi de tweed que es perfecto para San Valentín. Bueno, y para cualquier momento de la vida, la verdad. El pichi es de Zara, aunque de hace una temporada, pero ahora mismo ambas cosas, los pichis y el tweed, son tendencia, por lo que se trata de un outfit que podéis recrear fácilmente con las prendas que más os gusten.


He utilizado tonos rosas porque para mí es tradición llevar algo rojo o rosa en esta festividad. Además, según se acerca la primavera me va apeteciendo más vestirme con tonos más claros. No obstante, esta combinación va a quedar muy bonita en casi cualquier color.


Receta: donuts por San Valentín

 


¿Cuál es siempre el mejor regalo? La comida. Creo que en eso no tenemos ningún tipo de duda. 


No sé si lo que voy a decir tiene sentido, pero estaba esperando que llegara el día de San Valentín para tener algo que celebrar. Al menos, algo que se puede celebrar en la intimidad del hogar sin tener que exponernos al virus. Una excusa para darnos un caprichito.


¿Y qué mejor capricho que un dulce? Hace tiempo que quería probar a hacer donuts caseros y San Valentín me parecía la mejor excusa. Es una receta que se me resistía por el proceso. No solo hay que tener cuidado con la masa, sino que freírlos es todo un arte. Afortunadamente, puedo comunicar que esta vez me salieron ESTUPENDOS y deliciosos, así que si yo he podido, todo el mundo puede.


Hoy os dejo por aquí la receta de los donuts clásicos caseros. Sé que es más normal hacerles un glaseado rosa o rojo para esta festividad, pero yo quería mantener el formato original y solo darle un pequeño toque colorido. Sea como sea están tremendos.