Con la tecnología de Blogger.

Ideas y consejos para organizar unas staycations

A mí me gusta traducir "staycations" por "quedarse-caciones". En otras palabras: el noble arte de quedarte en casa durante tus vacaciones.

A diferencia de aquellos que no pueden permitirse viajar durante sus vacaciones, las staycations son una opción buscada. Es decir, es la elección deliberada de quedarte en tu lugar de residencia porque es lo que te apetece. Este año, por el contrario, para muchos no será una opción debido al Coronavirus. Aunque podremos viajar libremente, el peligro sigue estando ahí.

Pero quedarte en tu lugar de residencia no es nada malo. De hecho, muchas personas desconocen la experiencia de vivir su tierra desde los ojos de un turista. Estamos deseando siempre irnos fuera y a veces olvidamos las cosas maravillosas que tenemos justo ante nuestros ojos. Creo que este verano podría ser un buen momento para redescubrir nuestra provincia o región, por lo que os doy algunas ideas para organizar unas staycations.



Mi picnic de cumpleaños



¡Hoy es mi cumpleaños!

Cumplo 28 años. Y eso de verme más cerca de los 30 que de los 20 (aunque a partir de los 26 ya sucede así) me está haciendo replantearme muchas cosas. ¿Empiezo ya a ser de esas personas que se creen jóvenes y no lo son?

Me gusta celebrar mis cumpleaños en el día en que realmente son, pero cuando tu cumple de verdad cae en martes, tus amigos no están y encima trabajas, pues te ves obligada a cambiar la fecha. Decidí celebrarlo el sábado pasado organizando un picnic de temática "fiesta del té". Que, bueno, más allá de la decoración de fiesta del té tuvo poco, pero la intención es lo que cuenta. Hoy os cuento cómo fue y enseño algunas fotos de la preciosa mesa.

Quiero destacar el vestido que llevé ese día, y es que he vuelto a colaborar con DressLily para enseñaros algunos de sus modelos. Este es el primero que os muestro y es, francamente, mi favorito porque es mi estilo 100%. ¡Y además quedaba genial para un picnic! Se trata de un vestido camisero con cuadro vichy y lazada que es ideal para la época de primavera-verano.

Birthday wishlist

Me queda justo una semana para cumplir 28 años. ¿Puedo entrar ya en pánico?

Sé que debería haber hecho esta entrada antes si es que a alguien pudiera serle de utilidad (cosa que dudo), pero al final se acaba quedando en un post casi personal que sirve para conocerme mejor o daros ideas para vosotros mismos, así que tampoco me doy mucha prisa en publicarlo. Lo he hecho casi todos los años desde que tengo el blog, por lo que es prácticamente una clase de tradición para mí.

A diferencia de otros años, en los que tenía que eliminar cosas de mi lista de deseos porque era too much, este año siento que me falta inspiración. Os aseguro que tengo la mente en blanco y me ha costado un mundo redactar esta lista. ¿A alguien más le pasa? Yo lo asocio a la negación de hacerme mayor.

En cualquier caso, hoy os enseño otro pedacito de mí en forma de wishlist. Estos son algunos artículos que desearía que me regalar por mi cumpleaños.



La susurradora de caballos


No os hacéis una idea de lo mucho que me gustan los caballos. Mi padre me enseñó a montar cuando era pequeñita y me llevaba siempre a dar una vuelta. Ahí aprendí todo lo básico sobre los caballos y los he amado desde entonces. Sé que pueden dar respeto, pero para mí son animales muy cariñosos y divertidos y, por alguna razón, me llevo muy bien con ellos. Siempre que veo a alguno le llamo y el otro día, que Mr. Preppy y yo aprovechamos para dar un paseo por La Alberca, no fue una excepción.

Hacía muchísimo que no salíamos por ahí un fin de semana y llevábamos sin pisar la Sierra más de medio año. La Sierra está preciosa siempre, pero en primavera tiene un brillo especial. Las casitas serranas tienen un montón de flores y ahora por fin podemos disfrutar de su belleza.

Estas son algunas fotos de nuestro día. Os advierto de que son más fotos de lo habitual porque no puedo evitar compartir a todos los animalitos que me encuentro. ¿Listos para un poquito de amor equino?

Tu oficina en casa

Parece que el teletrabajo ha llegado para quedarse. O eso quiero pensar yo. Todas esas empresas que decían que el teletrabajo no era posible se han dado cuenta (de lo que ya sabíamos todos) gracias a la cuarentena de que sí lo era, y que, además, presenta grandes ventajas. Si bien es cierto que el teletrabajo no es para todo el mundo, ya que se necesita una determinada actitud y un ambiente adecuado, muchos han visto en este método laboral la manera ideal de compaginar su vida privada con su trabajo y de poder vivir en otros lugares más remotos.

Hace ya tiempo que no trabajo desde casa y, cuando lo hacía, era solo a tiempo parcial (salía a cubrir las noticias y redactaba en casa), por lo que no vengo a daros consejos para el teletrabajo. Además, para eso llegaría un poquito tarde. No, vengo a ayudaros a crear vuestra oficina perfecta en casa.

Antes el teletrabajo era más una medida temporal in extremis que otra cosa, pero ahora parece que se está alargando en el tiempo o que muchas empresas lo están adoptando a medio plazo. Es el momento de crear un espacio de trabajo en el que sentirnos motivados, cómodos y creativos. Y en eso la organización y la decoración juegan un papel fundamental. Hoy os doy algunas ideas y consejos para hacer de vuestra oficina en casa un sitio en el que trabajar a gusto.





Dog days are not over


Os presento al bueno de Kalon. Ahí donde le veis, Kalon es un cachorrete de 9 meses que acaba de encontrar un buen hogar donde vivir gracias a uno de los amigos de Mr. Preppy (es suyo, no nuestro, aunque.......). A Kalon le gustan los palos más que las personas (¿quién puede culparle?) y tiene unas reservas de energía ilimitadas.

Le conocimos esta semana. Una de las ventajas de la desescalada. Habíamos salido a hacer unas fotos y, de repente, a Mr. preppy se le ocurrió que podríamos acercarnos a ese parque a conocerle. Y me alegro mucho de que lo hiciéramos porque me lo pasé pipa viéndole correr detrás de la pelota y dándole palos. Posar en fotos le costó un poquito, pero conseguimos algunas muy simpáticas.

Pero no solo vengo a hablaros de este peludito. También tengo que enseñaros el outfit tan mono que llevaba ese día. Se trata de un conjunto chic pero casual con unos pantalones paperbag, una blusa floral y una diadema trenzada. Estas tres prendas las compré en la semana que empezó el confinamiento (recordad que empezó un viernes o sábado) y, por lo tanto, no había podido estrenarlo, justo como el vestido que os enseñé la semana pasada. 

Inspiración: el picnic perfecto

ME. ENCANTAN. LOS. PICNICS.

Esto os lo pueden decir fácilmente mis amigos. Los picnics son siempre mi plan #1. Ahora que estamos a las puertas de la "nueva normalidad" (fase 2 over here 🙋), pocas cosas mejores hay que podamos hacer que un picnic con amigos. Por eso este año por mi cumple es lo que voy a organizar (y mis amigos estarán ahora pensando "pues vaya novedad...").

Pero cuando yo hablo de hacer un picnic no me refiero a coger una mochila, comprar dos empanadas y unas latas de refresco, extender una toalla en el césped y ya. No. Hablo de un buen picnic, un señor picnic con todas las letras. Con su cestita, su mantel, su cubertería, su tabla de embutidos, su fruta partida, su vinito en copas de usar y tirar... Y ahora que me hallo inmersa en la organización de este evento necesito más que nunca una buena dosis de inspiración.

Hoy os traigo una recopilación de ideas para organizar un picnic perfecto. Después de ver todas estas fotos vais a querer salir corriendo con vuestra cesta, os lo aseguro, porque cuando se empieza...


Descubrimientos del mes /Mayo 20'/

Mayo ha sido un mes agridulce. Por un lado, lo recordaremos como el mes de la desescalada, de la liberación; por otro, el mes en el que descubrimos que las personas no habían aprendido nada del confinamiento. Si bien me alegró poder salir a pasear entre los campos de flores (¡estaban preciosos!), una parte de mí sintió rechazo a la nueva normalidad.

Es decir, durante mes y medio mis únicas preocupaciones fueron quedarme sin levadura y agotar mis productos de belleza. Tan solo pensar en volver de nuevo a funcionar, tener responsabilidades, ver a gente, trabajar luchando con las personas para que respeten la distancia de seguridad... Me echaba para atrás. Ahora ya estoy de nuevo on board, pero los primeros días fueron extraños.

Sin embargo, prefiero quedarme con lo bueno. Poder volver a pasar tiempo con Mr. Preppy, poder volver a hacer sesiones de fotos, poder ver la naturaleza y respirar aire puro. Esa es mi verdadera felicidad. Me dan igual los eventos, las terrazas, los programas de entretenimiento y las fiestas, yo solo quería eso y ya lo tengo.


La imagen de uno de mis primeros paseos
La imagen de uno de mis primeros paseos


Todo esto me hace pensar en lo privilegiada que soy. Sé que en comparación con otros yo no tengo gran cosa, pero también sé que muchísimas personas no pueden aspirar siquiera a esto. Yo no lo he pasado mal en la cuarentena: no he sufrido la pérdida de un ser querido, no he pasado dificultades económicas (sí que he dejado de trabajar debido al cierre de los centros de mayores y la paralización de los proyectos municipales, pero en casa hemos seguido teniendo ingresos y no nos ha faltado de nada), he encontrado siempre algo positivo que hacer en mi casa, he tenido un buen ambiente en casa, he tenido clases online de forma normal... No me puedo quejar, francamente. Y creedme que no lo doy por sentado y que soy consciente de lo afortunada que soy cada día.

Os dejo de dar la brasa. Esto es lo que he descubierto este mes:

Un paseo entre flores


La vida es mucho más bonita cuando puedes ver las flores.

Hace 3 meses desde la última vez que pude salir a hacer una sesión de fotos y nunca me había sentido tan feliz por ello. Si bien sigo teniendo sentimientos encontrados hacia la desescalada, tenía muchísimas ganas de poder salir a caminar para respirar aire fresco y ver la naturaleza (que, por cierto, está exuberantemente bonita). Recobrar la actividad normal del blog es todo un respiro y ya tenía ganas.

Tengo este vestido en el armario desde antes del confinamiento. Lo he estrenado para las fotos porque, ¿quién necesita un vestido en cuarentena? Me enamoré de él a primera vista y supe que llevaba mi nombre. ¡Es totalmente mi estilo! Se trata de un vestido de flores azules, con vuelo y volantes, de manga francesa y súper cómodo, ideal para salir por ahí durante la primavera o los días menos calurosos del verano.

Mi rutina diaria de maquillaje ACTUALIZADA

La primera y única vez que hice este post fue hace dos años. Y sí, dos años es relativamente poco tiempo, pero en estos años he cambiado mucho mi rutina diaria de maquillaje. He ido aprendiendo, he probado diferentes productos, he cambiado técnicas, he utilizado diversas herramientas... Y, si bien sigo sin ser ninguna gurú de la belleza, cada vez afino más mi técnica de forma que resulta más favorecedora.

Al comparar el post de hoy con el que hice aquella vez me doy cuenta de diversos cambios o errores, pero lo que más me llama la atención es que todavía entonces solía pensar que una persona tenía uno o dos productos de cada categoría en su neceser, y no más. Es decir, como si existiera un único producto para ti y tuvieras que utilizar siempre el mismo. Actualmente tengo varios en cada categoría y soy incapaz de elegir solo uno. ¡Me ha costado mucho!

Hoy os enseño un maquillaje diario, casual, para el día a día. No es el maquillaje que utilizo para sesiones de fotos (otro día, si os interesa) y tampoco es el que uso cuando tengo poco tiempo o cuando voy de viaje o cuando tengo algún evento. Es cotidiano, no muy complejo, pero siguiendo todos los pasos. Tened en cuenta que he elegido algunos productos y marcas para mostrar, dejando al margen otros que también me gustan mucho.

¿Os apetece maquillaros conmigo?