Con la tecnología de Blogger.

Obs-esqui-onada

Pues eso, que estoy obs-esqui-onada. Y ya bastante tengo con lo mío, así que, por favor, no me matéis por la invención de este horrendo nuevo término. No hay otra forma mejor de decirlo: estoy obsesionada con las prendas que tienen motivos de esquí.

Recientemente, he encontrado en Vinted un jersey de H&M con un dibujo de un esquiador y, bueno... Ya sabéis que a Mr.Preppy y a mí nos encanta la nieve y tenemos planeado hacer una escapadita (si el mundo nos lo permite), así que no puedo evitarlo. Sí, lo digo y no me escondo: quiero ese jersey y lo tendré, y si me voy a la nieve lo llevaré con orgullo.

La consecuencia, claro está, es que ahora quiero todo lo que tenga esquiadores. No he podido evitar hacer una selección de prendas de estas características para que vosotros también piquéis. He encontrado jerséis, camisetas, pijamas, calcetines... ¡Y todo me encanta!

Y no me pidáis mucho más, que sigo de exámenes y este es mi top bloguero ahora mismo.


Oversized


He configurado este post sobre dos elementos destacados, uno que ha sido un amorsito desde siempre y otro que es novedoso en mi armario. Estoy hablando del jersey oversize y de las botas over the knee.

Y me vais a permitir el uso de los anglicismos para estas dos prendas, porque no me gusta el término "botas mosqueteras", ya que me recuerda a Dartacán y a ese estilo de botas "dobladas"; y porque no sé muy bien cómo podría llamar a este tipo de jerséis en español. ¿Jersey súpergrande? ¿Jersey queparecedostallasmásgrandeperono? Mira... Yo qué sé. 

La cuestión es que este outfit me encanta, lo llame como lo llame. La combinación de un jersey oversize y unas botas over the knee se ha convertido en mi fórmula del éxito. De hecho, y no es broma, ahora mismo estoy escribiendo este post desde la biblioteca entre examen y examen (✌) y es lo que llevo puesto porque oh, la comodidad.

Tester: productos de septiembre, octubre, noviembre y diciembre



Y con este post cierro el círculo Tester de 2019. Empecé contándoos los productos de maquillaje que había probado durante los cuatro primeros meses del año (aquí) y, más tarde, os enseñé los de los cuatro siguientes (aquí).  Con esta entrada, que reúne los productos de maquillaje que he probado durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, termino el round up de 2019. El primero de (espero) muchos que vendrán, ya que me ha gustado la dinámica.

En esta ronda no vais a ver tantos productos como los meses anteriores porque no he gastado tanto en cosmética. Hay que tener en cuenta dos factores: a) las compras navideñas y b) en la edición anterior había coincidido con la creación de mi segundo neceser de maquillaje, por lo que necesitaba cosas para llenarlo.

No obstante, y aunque sea poca cosa, siempre creo que es interesante descubrir nuevos productos y comprobar cómo les han funcionado a otras personas. Os recuerdo que mi piel es mixta y de tono tirando a morenita, así que yo juzgo desde esta perspectiva.

Classic Blue, Pantone del año 2020

Para mí, ya es una bonita tradición esto de hacer una selección de productos con el color del año escogido por Pantone. Para 2020, este tono ha sido el azul Classic Blue. Según la directora ejecutiva de Pantone, "vivimos en una época que exige confianza y fe". Con el auge de las nuevas tecnologías y todos los conflictos sociales que traen consigo una gran inestabilidad en muchos ámbitos, el Classic Blue supone esa constancia y solidez que necesitamos.

Es un imperecedero tono azul sólido y fiable que infunde calma, confianza y conexión. Según el Instituto, nos genera una sensación psicológica que calma nuestro deseo inconsciente de búsqueda de unos cimientos fiables y estables en una nueva era. Como su propio nombre indica, es un matiz atemporal que se caracteriza por su elegancia, simplicidad y versatilidad.

Por ello, la elección del color de 2020 no podría ser más acertada, ya que es un tono apacible y reconfortante que, además, transmite mucha paz. Este color se encuentra en el cielo y, por consiguiente, en el mar, lo que lo llena de profundidad y nos hace perdernos en él y reflexionar.

Al ser un color tan presente en la naturaleza, es lógico que lo encontremos también en muchos artículos. ¿Cómo vestirnos este año con el Pantone de 2020? Pues yo, como cada año, os traigo una recopilación de prendas azules que, si bien no son exactamente este mismo matiz (es muy complicado), se le acercan bastante. Afortunadamente, es un tono que se encuentra fácilmente y que es muy sencillo de encontrar y combinar.




Lo que le pido al 2020 es...



No tengo propósitos. Vivir es mi único propósito.

No tengo nada en contra de la idea de hacer propósitos y siento un profundo respeto por la gente que se los hace y los cumple, pero yo no soy capaz. Basta que sienta una "obligación moral" por conseguir algo para que falle estrepitosamente. Otras veces he hecho esa típica lista y, al final, para lo único que ha servido ha sido para hacerme sentir peor por no cumplirla.

Eso no quiere decir que, como todos, no tenga deseos y objetivos. Al contrario, tengo muchos. Pero no siento que comenzar un nuevo año realmente cambie algo en mí. De hecho, mis objetivos más importantes son a largo plazo y es poco probable que acabe el año habiéndolos conseguido. Muy bien se tendrían que dar las cosas, vaya...

Pero la cuestión es que yo solo quiero estar tranquila y feliz.