Con la tecnología de Blogger.

Preppy summer staples

Parece mentira que nunca haga este tipo de posts. Recuerdo que una vez hice uno de básicos preppy de otoño, pero tiendo a dar por hecho que todo aquel que viene a mi blog conoce perfectamente el fondo de armario de este estilo. Mal por mi parte, pero, aunque así fuera, nunca está de más volver a los clásicos.

El preppy es un estilo clásico y atemporal, por lo que una imagen del verano de 2012 y otra de 2020 no se diferencian en exceso en cuanto al outfit. En otras palabras: que siempre llevamos casi las mismas piezas. Esto es genial porque te permite hacer inversiones duraderas en moda y no depender constantemente de las últimas tendencias. Otra ventaja es que puedes reutilizar bastantes prendas y así contribuir a la sostenibilidad del planeta. Win-win.

Sea como sea, hoy os enseño algunos de los básicos atemporales del armario preppy de verano. Esto se lleva cada año y sabemos a ciencia cierta que será así siempre. Eso no quiere decir que solo llevemos esto, nada más lejos de la realidad, sino que lo combinamos con prendas más trendy.


1- Rayas marineras

Esto no es una prenda en concreto, lo sé, pero no se puede obviar nuestra obsesión por cualquier cosa de rayas. Chistes fuera, eh. Si lleva rayas, lo quiero. El número de camisetas a rayas que tengo en mi armario es abrumador, pero nunca son suficientes.



2- Estampado vichy

Ya, esto es igual que lo anterior, pero es que es así. El estampado vichy funciona con todo. Faldas, bolsos, vestidos, camisas... Tengo de todo. Puede que en invierno lo use menos, pero en verano no utilizo otra cosa.




Esto sí es una prenda en concreto, aunque es cierto que existe una amplia variedad de colores y formas. Las sandalias Jack Rogers están en el ADN preppy. Las llevó la mismísima Jackie Kennedy y todo lo que lleve ella está muy bien llevado. 

Quiero puntualizar que no tienen fama de ser muy cómodas, a pesar de que son la base preppy veraniega y, por lo visto, cuesta que el pie se haga al calzado. Y esto tiene gracia porque baratas no son. He aquí la razón de por qué yo solo tengo unas originales. Me frustra la idea de pagar más de 100$ por un calzado que no es lo más cómodo. Pero básico sí que es, vaya que si lo es.





El rey indudable del verano preppy es el vestido de Lilly Pulitzer. Cosa que, por cierto, también lució Jackie Kennedy.

Haciendo un pelín de historia, Lilly Pulitzer, la mujer del señor cuyo apellido dio nombre al famoso premio periodístico, se aburría tanto que decidió poner un puesto de limonada. ¿Y qué pasaba? Que la limonada le manchaba sus vestidos. Lo de utilizar delantal no iba con ella, por lo que decidió contratar a alguien que le diseñara vestidos con estampados coloridos en los que las manchas de limonada no se notaran. Así nació esta marca, ultra famosa por sus estampados y diseños.

Yo solo tengo dos vestidos de Lilly (uno de ellos ni siquiera lo he llegado a estrenar porque me confundí de talla y necesita arreglo) porque su web no envía a España (surprise!) y los diseños que se venden en otras plataformas que sí envían no me gustan o me resulta excesivamente caro. Estamos hablando de un aumento de unos +50$ del coste que tendrían para cualquier persona de USA.

Puntualizo que, si bien lo más famoso son sus vestidos, tiene todo tipo de prendas y artículos con esos mismos estampados. Shorts, faldas, agendas, vasos, toallas... 



5- Shorts chinos

Sé que el short más básico para todo el mundo es el vaquero, pero no pasa lo mismo en el estilo preppy. Sí que llevamos vaqueros, obviamente, pero digamos que no es el tipo de pantalón más icónico. Los chinos lo son. Y si pueden ser de colores, mejor. Bonus para aquellos chinos con bordados náuticos (o similares) o cuadros multicolor.



6- Jeans blancos

Si hablamos de llevar un pantalón largo, mejor que este sea blanco. El por qué no lo sé, pero lo que sí sé es que los vaqueros blancos realzan mucho más cualquier top que te pongas (salvo que sea blanco, claro...), por lo que resultan geniales para combinar con partes de arriba destacables.




7- Estampado marinero

Dejando las rayas al margen, cualquier estampado marinero es perfecto, especialmente si tiene langostas o anclas. Tenemos una cierta obsesión con este tema, sí...



8- Túnica

Confieso que el tema túnica me fascina. Para mí, las túnicas eran una prenda que llevaban las señoras para veranear en Benidorm casi en exclusiva. Luego les fui cogiendo más y más cariño hasta hoy, que me encantan. Cabe alegar que tuve que descubrir túnicas bonitas para darme cuenta de su potencial.



9- Náuticos

¿Tardaba en salir?

Aquí quiero hacer una llamada a toda la población para que, por favor, se aprecie el zapato náutico. Es cómodo, es fresquito, es estiloso y es perfecto para las zonas costeras. En el estilo preppy el más famoso lo firma la marca Sperry, pero yo os comento que los tengo de L.L. Bean porque adoro esta marca.




Otra estrella del verano, aunque, francamente, lo usamos todo el año. En este caso el más famoso es, sin duda, el de L.L. Bean, que es el que yo tengo.

Mencionar aquí que el mío lo bordé YO. L.L. Bean sí los vende bordados, pero solo para USA. ¿El sentido? No se lo encuentro, pero that's it. 




11- Polos

Los polos son una prenda tan relacionada con cierto tipo de personas que ha quedado bastante denostada, como el chaleco. A mí, personalmente, me importa poco. Me encantan los polos y los seguiré llevando digan lo que digan. De hecho, hoy mismo me he comprado uno nuevo. Me parecen mucho más cómodos que las camisetas porque se ajustan mejor al cuerpo y la tela suele ser más fuerte. Además, visten mucho más.



1 comentario