Con la tecnología de Blogger.

Y tú, ¿qué tradiciones tienes en Navidad?

 



Hoy me gustaría comenzar un diálogo. Sé que es más metafórico que otra cosa, ya que no podemos literalmente hablar, pero me gustaría que, al menos, pensarais en vuestra tradiciones navideñas mientras yo os cuento un poco sobre las mías.


Nunca había hecho una entrada de este tipo, pese a que me encanta leerlas en otros blogs, porque sentía que no tenía tradiciones lo suficientemente notables como para contarlas. Pero me he dado cuenta de que empiezo a tenerlas realmente y que, aunque yo piense que todos hacemos lo mismo, la Navidad no se vive igual en todos los hogares.


Por eso, hoy os cuento cuáles son mis tradiciones de Navidad y Año Nuevo. Os animo a que vosotros pensarais en si tenéis alguna tradición, si os gustaría tenerla en el futuro o qué os gustaría poder hacer cada año.


Me encantan las tradiciones. No las tradiciones históricas ni folclóricas, como podría ser salir de procesión en Semana Santa o la tauromaquia (¡eso nunca!), sino las tradiciones personales. Es decir, aquellas que comenzamos a hacer en familia o con amigos y que comienzan a repetirse año tras año hasta que se convierte en una tradición muy tuya.


Considero que tengo pocas porque mi familia siempre ha sido muy obvia o muy aburrida. Vamos, que o bien hacemos lo que hace literalmente todo el mundo (como cenar juntos en Nochebuena) o no hacemos literalmente nada especial. Ahora que Mr. Preppy y yo estamos formando una pequeña familia tengo muchas ganas de que sigamos creando nuevas tradiciones juntos.


Por ahora, esto es lo que suelo hacer todas las fiestas:


1- Puzzle  

Esta tradición es mía y solo mía, y creo muy necesario y terapéutico tener tradiciones personales para hacer con uno mismo. Quiero decir que lo hago yo sola, que no lo hago con nadie. Cada año en diciembre me compro un puzzle de 1.000 piezas y lo monto en la mesa del salón. Me gustaría decir que lo acabo durante las navidades, pero no es verdad. Mi puzzle se ha quedado sin terminar hasta mucho tiempo después. 😓


Me encantaría participar en el concurso navideño de puzzles que hacen aquí, pero nadie se quiere apuntar conmigo, así que siempre me quedo con las ganas. Si me leéis desde Salamanca y os gustan los puzzles no dudéis en poneros en contacto conmigo para ir juntis.


Este año ya me he comprado mi puzzle. Bueno, miento: ¡me he comprado tres! Venían en pack y eso que me llevo. (En mi casa no va a gustar...)


2- Decoración doble

Supongo que esto es muy obvio, pero tengo que mencionarlo porque tiene una particularidad. En mi casa tenemos adornos que ponemos SIEMPRE y en el mismo sitio. Si bien hay decoraciones que cambiamos, como las bolas del árbol de Navidad, hay otras que llevan con nosotros años y va a seguir así por mucho tiempo. Mis favoritos son un peluche de Papá Noel que tiene un culo peluchoso enorme y al que llamo "Papá Noel culón", unos renos colgantes que ponemos en los pomos de las puertas y una corona de madera que colgamos en la puerta de un mueble del salón.


La doble decoración viene porque también tenemos que navideñear el estudio de fotografía de Mr. Preppy para que la gente se pueda hacer books navideños. Desde que somos pareja lo hacemos juntos todos los años mientras escuchamos villancicos en inglés y luego vemos una película navideña. ¡Es uno de los mejores días del año!


Estoy blessed por poder decorar dos veces. Hacen que las fiestas sean mucho más especiales y que las pueda vivir de dos maneras diferentes, una de forma más familiar y otra de forma más romántica y entrañable.


3- Sesión navideña

Reconozco que, si no fuera bloguera, esto me gustaría hacerlo igualmente. Me encanta la idea de escribir tarjetas y enviar christmas con fotos anuales familiares, así que desde que Mr. Preppy y yo estamos juntos siempre nos hacemos una foto juntos. Además, lo que hacemos nunca cambia: la idea es decorar un abeto o pino de la calle. Se lo vi a Sarah Vickers y Kiel James Patrick y me pareció una idea preciosa. No nos queda tan bonito como a ellos por razones obvias (aquí no nieva, no hay granjas de árboles, no tenemos tanta infraestructura...), pero para nosotros sigue siendo muy especial.


Antes de que penséis que tenemos una relación idílica y os quejéis por que a vuestros maridos no les gusta la propuesta, os comento que a Mr. Preppy tampoco le hace mucha ilusión el tema de hacerse fotos. 😅 Pero no le doy mucha opción, a decir verdad... #Culpable. Eso sí, luego cuando ve el resultado admite que ha merecido la pena y acaba poniendo las fotos por toda la casa.


Esta la sesión de 2017 y esta es la de 2018.




4- Los Teleñecos

Esto sí que es algo genuinamente nuestro. ¡Resulta que nuestra película navideña favorita de la infancia es la misma! Los Teleñecos en Cuento de Navidad. Y de esto nos dimos cuenta cuando ya estábamos saliendo juntos, en nuestra primera Navidad como pareja. Evidentemente, la vemos juntos cada año y no nos cansamos. Nos sabemos las canciones y los diálogos, y hasta compartimos una escena favorita. A Mr. Preppy se le da genial imitar a la ratita Rizzo y yo me parto de risa.


5- Partida anual

Esto es de Año Nuevo, no tanto de Navidad, pero como aquí extendemos la festividad hasta Reyes pues lo incluyo. Esta tradición pertenece a mi familia paterna en exclusiva y lo hacen religiosamente cada 1 de enero en la casa de mis tíos. Yo no siempre me uno, pero sí voy cuando puedo porque me lo paso genial. Se trata de una partida de cartas con pocas cantidades de dinero. Spoiler: no gano nunca nada.




No hay comentarios