Con la tecnología de Blogger.

The fancy coat

 



Ni confirmo ni desmiento que últimamente esté obsesionada con los abrigos.


Bueno, vale, sí. Lo estoy. Nunca había sido una persona que se fijara mucho en los abrigos, la verdad, pero este año es como si todos me pusieran ojitos. He cogido algunos nuevos que os iré enseñando, pero si tengo que destacar alguno sobre los demás es este. Este abrigo anudado de Zara con cuello de pelo me enamoró desde el primer momento en que lo vi.


Nunca había tenido un abrigo como este. Siempre he sido muy práctica en cuestión de prendas de abrigo (no muy largas, cómodas, fáciles de lavar, con cremallera...), pero esta vez me apetecía comprarme uno de esos abrigos de corte elegante que te hacen parecer una persona que sabe lo que hace. Si os interesa, os cuento más sobre esta prenda.






El abrigo es de Zara, costaba 130€ y lo vi en diciembre en la tienda. Inmediatamente me lo apunté para cogerlo en las rebajas, pero, surprise! no estaba rebajado. Admito que no debí haberlo cogido en señal de protesta, pero era demasiado bonito para renunciar a él. Me quedaba muy largo porque soy una chica petite, así que lo llevé a arreglar. Es lo que hay.


Ahora está agotado porque ha gustado mucho. Yo lo compré después de las vacaciones de Navidad, en la segunda semana de enero o así, y había bastantes porque no lo rebajaron, pero parece ser que ya no. En cualquier caso os enseño modelos similares más abajo.


Es de lana, pero tengo que decir que no abriga demasiado. Aquí en Castilla es necesario llevar varias capas debajo. Su cuello de pelo sintético, que es desmontable, es un salvavidas porque sí que es suave y calentito. Otro punto a su favor son sus enormes bolsillos.







El look que llevaba debajo es bastante simple porque quería destacar el abrigo. Un simple jersey gris con jeans, cinturón y botines a juego. Nada relevante.


Estuvimos paseando por el centro de la ciudad aprovechando que Mr. Preppy tenía casi todo el día libre. Este año estoy sacando más Salamanca porque él me ha convenido para ello, ya que normalmente no soy mucho de sacar ese tipo de cosas (me siento un poco "turista" si eso tiene sentido). Por eso decidimos ir por el Puente Romano y después merendar por ahí. Casi se me olvidaba lo preciosa que es esta ciudad. Nunca me canso de pasear por sus rincones.





Fotos: Manuel Laya / Luxmantica Photos


Vila  // Max and Co // Zara // Topshop  // Ralph Lauren // And other stories  // City chic 




2 comentarios