Con la tecnología de Blogger.

Vuelta al cole... ¡para profes!

Cuando eres niño, septiembre significa volver a encontrarte con tus amigos, estrenar mochila de tu personaje favorito y regresar a las actividades que más te gustan (al menos, en el mejor de los casos). Cuando eres adolescente, por otro lado, este mes es sinónimo de angustia al solo imaginar el tener que volver a pisar los pasillos del instituto, en tener que pensar en exámenes y responsabilidades y volver a una rutina anodina.

La adultez y la profesión docente son otro rollo. Los sentimientos de alegría y de pesar de entremezclan. Quieres volver a ver a "tus niños", pero sabes que tendrás un horario de pesadilla; quieres estrenar agenda y comenzar nuevos proyectos, pero los adolescentes te sacarán de quicio; quieres reordenar tu vida, pero echarás de menos la disponibilidad de tiempo... Etc.

¿La solución? Motivarte con los nuevos comienzos. Porque sí, tú también te mereces sentir esa ilusión infantil al prepararte para el nuevo curso. A mí, personalmente, me encanta poder diseñar el outfit perfecto para el primer día de clases y hacerme con un cargamento de papelería cuqui. 

Porque no todo tiene que ser negativo y traumático para el docente que vuelve de sus vacaciones de verano, esta vuelta al cole está dirigida a los maestros y profes que quieren empezar con ganas un nuevo curso. Os traigo una selección de artículos de papelería, bolsos y prendas de ropa para ayudarnos a encarar este nuevo mes con más motivación.




1- Papelería bonica

Porque todos los profes sabemos que la vida sin el cuaderno del profesor es posible, pero es un poquito peor. Y, ya de paso, quiero meter en el lote a todos los artículos cuquis de papelería que me pueda permitir: bolis, estuches, botes, carpetas... El curso puede ser muy duro, así que hay que aprender a motivarse con cositas como estas.

         
       

         
       
     
     


2- Un bolso XL

Sería precioso poder ir al centro con un bolso de tamaño persona normal en el que dentro solo haya un móvil, las llaves, una cartera y un paquete de pañuelos (que la calefacción ya sabemos cómo va...). Pero eso no es real. A eso le tenemos que añadir el taco de trabajos para corregir, los libros de texto de turno, nuestro maxi pack de papelería (que hemos adquirido felizmente en el punto anterior), los exámenes... Pero ya sabéis: al mal tiempo, buena cara. Podemos hacer todo eso de forma bonita eligiendo bolsos que nos encanten.

         
       
         
       
     
        


3- El outfit perfecto

El día antes del primer día de clases podemos quedarnos en una esquina llorando, lo que estaría bien, o podemos diseñar un conjunto con el que nos sintamos guapos y poderosos. Os dejo algunas opciones diversas de combinaciones y una selección de prendas que me encantan para este fin. Espero que os sirvan de inspiración para la próxima semana.



               


         
       

         
       
     
     

No hay comentarios