Con la tecnología de Blogger.

Lo mejor y lo más visto de 2021

 



Otro año que se nos va y nos deja con la misma sensación extraña de siempre: qué rápido ha pasado y, a la vez, parece que enero fue hace una década. Otro 31 de diciembre en el que nos paramos a reflexionar sobre cuestiones que intentamos evitar el resto de meses. ¿Tomamos la opción correcta aquel día? ¿Hemos aprovechado el tiempo? ¿Vamos por el buen camino? A saber.


Yo siempre digo lo mismo, que hacer balances no es, precisamente, lo mío y que odio Nochevieja, y cada año aquí estamos, echando la vista atrás para sacar conclusiones porque en el fondo me resulta divertido. Honestamente, lo que de verdad me encanta es ver el ranking de posts del año. Descubrir qué es lo que más os ha gustado y comprobar cuál es el contenido que atrae. Así que vamos a cumplir con esta tradición: esto es lo más visto de 2021 en el blog y lo mejor que me ha pasado este año.


En general, creo que ha sido un buen año. Empezó bien, se torció durante el verano, hubo unos meses en los que lo pasé terriblemente mal y pensé que me metería en un pozo del que no podría salir, pero afortunadamente remontó a comienzo de curso y al final me deja un buen sabor de boca. Pero realmente así suelen ser todos los años, con sus cosas buenas, sus cosas malas, sus cosas muy buenas y sus cosas muy malas. La vida. 






Lo primero que os voy a enseñar es el ranking de posts más vistos de 2021. Primero vamos a centrarnos en los posts de lifestyle. Aquellos de consejos, ideas, viajes, recetas, cosas de la vida... Y en este sentido debo decir que no me ha sorprendido el resultado. Suelen atraer más los posts útiles, aquellos de los que puedes sacar algo, ya sea aprender una cosa (como el de punto de cruz), saber la opinión sincera sobre un proceso antes de probarlo (dermaplaning en este caso) o conocer cosas nuevas que pueden encantarte (podcasts).


Posts de lifestyle


1º- Punto de cruz para principiantes

Una breve guía para aquellos que quieren iniciarse en el maravilloso mundo del punto de cruz, un clásico tipo de bordado muy sencillo con el que comenzar a crear piezas espectaculares.


2º- Todo sobre dermaplaning

Este año comencé a hacerme dermaplaning para mejorar el aspecto de mi rostro eliminando el vello. Después de probarlo durante un mes hice esta entrada explicando en qué consiste la técnica y por qué me había gustado. Actualmente sigo haciéndolo más o menos una vez al mes porque me encanta el resultado.


3º- Mis podcasts favoritos

Este ha sido el año de oro de los podcasts, al menos para mí. He descubierto y escuchado muchísimos y me encanta. Los escucho paseando, haciendo la comida, cuando estoy en la cama... Aquí os dejé una lista con mi top del momento.


4º- 5 tendencias que no deberían haber vuelto

Os gusta la sangre y la destrucción, lo sé, a mí también. Disfruté muchísimo soltando hate sobre estas tendencias y creo que debería seguir haciendo este tipo de contenido más a menudo. Al menos generó una conversación en las redes y fue muy divertido.


5º- Ideas para el Día de la Madre

Estos posts no suelen aparecer en el top de los rankings porque simplemente son sugerencias de regalo y no suelen ser lo más leído, pero aquí está. Sorprendente. 



Pasamos a los posts de moda, que son los que suelen atraer más visitas. Normalmente suelen aparecer en el ranking los outfits creados en primavera, por dos razones: 1) la gente se anima más a arreglarse con el buen tiempo y los colores primaverales; 2) al llevar más tiempo publicados van recolectando más visitas que los posts más nuevos. Los conjuntos que han resultado en el recuento son muy similares: románticos y con tonos suaves.


Posts de moda


1º- Pichi tweed

Este precioso y romántico pichi que sugerí como atuendo para celebrar el día de San Valentín tuvo mucho éxito. Y lo entiendo porque es una maravilla. Mil gracias por darle tanto amor en un día tan amoroso.





2º- Maxi lazo

Quizá sea de los looks más "atrevidos" que he sacado. No porque el conjunto sea atrevido como tal, sino porque sé que la mayoría no copiaríais este conjunto con semejante maxi lazo. Y, curiosamente, aquí está, entre los mejores. Será por las flores de primavera, seguro.





3º- Vestido de primavera

Este vestido de estampado toile de jouy también gustó mucho porque es precioso. Además es que era una gran opción para primavera (¡me lo he puesto muchísimo desde entonces!) y me hacía ilusión hablar de la tienda online en la que lo había comprado, que es genial.





4º- Blusa primaveral

En primavera me dio fuerte por la estética cottagecore y me cogí esta monada de blusa floral. Esta sesión de fotos es de las que más me gustan del año porque quedó muy bucólica y primaveral.





5º- Romantically

Este es mi vestido favorito del año, sin duda alguna. Si yo eligiera el orden de este ranking pondría este post el primero de todos porque creo que es el que más me representa. Para mí, pasará a la historia del blog como una de las mejores cosas que he hecho.






Venga, vamos a sacarle cosas bonicas al año 2 de pandemia mundial.


Hace unos días calificaba a este año como "normal". Así, con comillas. ¿Por qué? Porque había tenido de todo, que es lo normal en un año. Lo raro es que todo el año sea malo o que sea espectacularmente bueno. Las comillas son por razones obvias, ya que 2020 y 2021 han sido de todo menos normales. Es decir, me han pasado cosas geniales que ahora os contaré, pero también tuve unos meses muy difíciles. Finalmente, creo que la balanza se decanta a lo bueno porque he terminado el año de forma muy positiva y al final lo bueno gana a lo malo. Y no sabéis lo que me alivia poder escribir esto.


Este año he estado tres veces confinada. Dos por contacto estrecho, lo que no me supuso ningún tipo de trauma, y otra por tener el virus. Esto último sucedió en julio y, si bien lo tuve leve, fue un infierno. El virus no se iba, tuve varias secuelas que me han quedado de forma permanente, me acarreó una crisis de ansiedad muy grande, casi me estropea la vida... Creeréis que estoy exagerando, pero por desgracia no. Fueron unos meses muy duros anímica y psicológicamente. Por suerte, me rodeo de personas maravillosas que me ayudaron mucho y pude pasar ese bache poco a poco.


Por otro lado, este año pude por fin anunciar que tengo dos carreras y que soy maestra. Toda mi vida me he esforzado muchísimo, he estudiado como la que más, he trabajado al mismo tiempo, y temía que todo fuera a caer en saco roto, pero si algo positivo me ha enseñado 2021 es que todo esfuerzo acaba teniendo recompensa de una forma u otra. Para mí ha llegado como un nuevo trabajo de maestra que me ha dado la vida. Mi trabajo me hace inmensamente feliz, tanto mis niños como mis compañeros, y es algo que no hubiera logrado de no ser por mi perseverancia. Ha tardado años en llegar, pero ha merecido la pena.


No solo ha sido así para mí, ya que Mr. Preppy también ha recibido oportunidades laborales gracias a su incansable dedicación, a años de mejorar en lo suyo y a siempre tratar bien a todo el mundo, pase lo que pase. Estoy muy orgullosa y sé que en 2022 le irá incluso mejor.


A continuación os cuento todas las cosas bonitas que me han sucedido y por las que este año ha merecido la pena:



1- ¡Soy maestra!

Sí, amigos, se puede estudiar una segunda carrera con veintitantos y trabajando al mismo tiempo. Y lo que es mejor: se puede vivir de ello. Este año he comenzado a ser maestra de Primaria (mención en inglés) en un cole de la provincia donde soy muy feliz. 


Cuando me gradué en el instituto en 2010 con 18 añitos jamás me imaginé dando clase. Es más, yo aseguraba que no valía para eso porque no tenía paciencia. Así que me metí a lo que me gustaba entonces y lo disfruté mucho. Pero con el tiempo seguí estudiando y trabajando y al final me di cuenta de que me encantaba dar clase y trabajar con niños, y me dije "¿por qué no?" y resultó que tenía más paciencia de la que pensaba entonces y que, además, me llenaba mucho.


Así que, gente, moraleja: no te quedes con las ganas de saber qué habría pasado, ve a por ello porque nunca es tarde y puedes ser realmente feliz.



2- Dos carreras

Me encanta estudiar. Creo que me pasaré toda la vida estudiando de alguna manera porque me interesan muchas cosas. Este año me saqué mi segunda carrera, Maestro en Educación Primaria, y la verdad es que me fue muy bien. Me costó bastante hacer el TFG y pensé que me tiraba por el balcón en el intento, y luego resultó que a mi tutora le encantó el tema y lo vamos a presentar en un congreso educativo. Ja. ¿Quién me lo iba a decir a mí? Yo me habría puesto un 5, sinceramente...


Yo soy ese tipo de persona que se quita importancia. Tiendo a pensar que si yo lo he hecho lo puede hacer cualquiera. Pero, qué leches, tengo dos títulos universitarios y varios máster y me siento orgullosa de ello. Me ha costado tiempo, dinero y esfuerzo; me merezco reconocerme mis méritos.



3- Tengo coche

Esto quizá no sea muy relevante, pero para mí es un hito. Llevo años siendo adulta y tomando decisiones de adulta, pero no me he sentido tan adulta como este año cuando me compré un coche. Un coche MÍO, pagado por mí al 100%, sin ser heredado ni regalado. Luego resulta que le he cogido manía por varias razones, pero bueno.



4- Año de viajes

Pues sí, contra todo pronóstico este ha sido uno de nuestros mejores años de viajes. ¿Porque hemos viajado mucho? Nop, porque lo poco que hemos viajado ha sido maravilloso. No sé por qué, pero dimos en el clavo con los tres viajes que organizamos este año. El alojamiento, el momento, lo planeado, las fotos... Todo fue maravilloso.


Nuestro primer viaje fue a finales de marzo y el objetivo era desconectar del estrés laboral y pandémico. Nos buscamos una casita rural en Gredos con una gran bañera de hidromasaje y nos dedicamos a relajarnos en el agua, cenar al fuego, dar paseos en bici por la naturaleza y hacer senderismo. Objetivo conseguido al 100%. 


Volvimos a viajar en octubre en el puente, puesto que Mr. Preppy tenía que cubrir un partido de fútbol en Asturias y decidimos coger un par de noches en un hotel rural. Fue el viaje otoñal más bonito que he vivido. Fuimos a coger manzanas, a perdernos por el laberinto de maíz, vimos el mar, intentamos ver la berrea (fail), paseamos por Oviedo... 10/10.


Nuestro viaje más reciente fue en el puente de diciembre. Yo siempre había tenido la ilusión de visitar un mercado navideño europeo y este año tenía la oportunidad, ya que parecía que la cosa estaba muy bien. Estuvimos mirando Brujas y Viena, pero entonces la pandemia volvió a ponerse intensa y decidimos hacer un viaje en coche hasta el sur de Francia, donde visitamos Carcassonne y Narbonne. Lo pasamos genial.



5- El trabajo da sus frutos

Este punto quizá no sea muy tangible, pero en realidad es el aprendizaje que me deja 2021. Creo, sinceramente, que es lo que más recordaré de este segundo año pandémico a pesar de todo. Llevaba toda la vida esforzándome y viendo cómo los demás iban consiguiendo cosas (muchas de ellas inmerecidas, sorry not sorry) mientras yo seguía en el mismo lugar, cada día más cansada. Y al final vemos la luz. Al final todo empieza a dar sus frutos y cobrar sentido. Cada hora de estudio, cada trabajito sacado adelante, cada detalle. Y esto me hace muy feliz.


Siento ganas renovadas de continuar trabajando con ilusión y mimando cada gotita de esfuerzo. Ahora sé que, si bien las cosas no tienen un éxito inmediato, siempre llega un punto en el que todo lo hecho tiene su por qué. Es el momento en que puedes conectar los puntos y observar el dibujo resultante de tu vida. Y qué bien sienta.




No hay comentarios